Ningún delito lingüístico quedará impune

“El increíble caso del apóstrofo infiltrado”. Ningún delito lingüístico quedará impune

Publicada el

El título de la obra corresponde al último de los veinticuatro relatos que la componen, todos ellos protagonizados por Leo Ibáñez, alter ego de su autora, Cris Planchuelo, pedagoga, comunicadora y formadora en distintas escuelas de escritura.

 

Los relatos están unidos por un mismo hilo argumental: La Real Academia Española se ve obligada a abdicar como consecuencia de la Primera Revolución Textual, y el cuidado del idioma queda a cargo del Departamento de Redacción y Corrección de Textos (RECOTE). Al frente del departamento se encuentra la superagente Leo Ibáñez, una inflexible perseguidora de los asesinos del estilo y los terroristas de la sintaxis, defensora de la ley ortográfica y el orden comunicativo que, junto a su ayudante Perico, se enfrentará a gente de la calaña de el hacker verborreico, el agente Anacoluto, los ladrones de tildes o la banda de “la”, “le”, “lo”.

 

Los veinticuatro casos del libro se agrupan por temas en siete bloques que abordan cuestiones relacionadas con los vicios del lenguaje que dificultan –cuando no impiden– una comunicación fluida y eficaz. Los títulos de los bloques nos dan una primera idea: Verbos usurpadores, Sospechosos habituales, Asesinos de estilo, Pequeños pero matones, Redada de tildes, Confesiones de la puntuación y El increíble caso del apóstrofo infiltrado. Pero los títulos de los relatos son aún más clarificadores y siempre sugerentes: Un infinitivo sociópata, El ultracorrector anda suelto, Los trabajos forzados de las subordinadas, El desastroso baile de las preposiciones, El incidente de las tildes robadas, Al punto y coma se le da por muerto

 

En la resolución de cada uno de los retos a los que se enfrenta nuestra protagonista se aportan los conceptos teóricos necesarios para entender el caso. Se trata de información que aparece integrada en los diálogos y que se presenta en un lenguaje asequible, con los tecnicismos imprescindibles y tono divulgativo.

 

Al final de cada relato se le plantea al lector un ejercicio en forma de acertijos que esconden mensajes en clave para que este se asegure de haber comprendido las claves del caso que se acaba de resolver. Se trata de un complemento muy atractivo para el lector y para los profesores que quieran utilizar esta obra como recurso didáctico.

 

Esta forma de presentar los contenidos podría encuadrarse dentro de la “lingüística ficción”, término que se emplea para definir este tipo de obras en las que se abordan temas de lingüística sobre una base de ficción literaria. Buen ejemplo serían El cazador de estilemas, de Alex Grijelmo, reseñada anteriormente en este blog o Relatos ortográficos, de Mariángeles García González, también publicada en Pie de página. En una línea divulgativa similar estarían otros títulos de la misma editorial tales como Hablemos asín, de Alberto Gómez Font, o Cincuenta sonetos lingüísticos, de Ramón Alemán.

 

Consideramos un hallazgo el planteamiento de lingüística-ficción aplicado a la obra y creemos que tiene una importancia relevante desde el punto de vista didáctico como aplicación del principio de enseñar de una manera divertida y atractiva.

 

La única objeción que le pondríamos es que, al querer abarcar muchos casos, la autora se ve obligada, dada la limitación de espacio propia de una obra de estas características, a hacer demasiados relatos y demasiado breves por lo que algunos de ellos resultan, desde el punto de vista narrativo, muy esquemáticos. Por decirlo de otra forma: los aspectos didácticos o críticos merman la calidad narrativa del libro y eso, paradójicamente, puede volverse en contra de las pretensiones didácticas.

 
El increíble caso del apóstrofo infiltrado

EL INCREÍBLE CASO DEL APÓSTROFO INFILTRADO

 

Autora: Cris Planchuelo

Editorial: Pie de página

Año de publicación: 2021

ISBN: 978-84-12250-61-9

Descripción: 230 páginas, formato 23 x 15 cm, rústica.

 

Foto: Archivo C.P./Pie de página
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Solo la utilizaremos si necesitamos responderte en relación a tu comentario.