A y ha. Lo cortitas que son y la guerra que dan.

El hecho de que suenen igual nos genera muchas dudas y, como son palabras que empleamos mucho, provocan muchos errores. Si sabemos distinguir la preposición a de la forma verbal ha, tendremos mucho camino avanzado para resolver el problema.
Leer más