El agua clara más la clara agua, las aguas claras

El agua clara más la clara agua, las aguas claras

Publicada el

Leyendo esta frase pudiera parecer que estamos violentando la norma de concordancia de género entre sustantivos, determinantes y adjetivos. Si agua es femenino, ¿por qué el artículo determinado que la acompaña es masculino en singular, pero no en plural?, ¿por qué el adjetivo sigue siendo femenino? Este tipo de concordancia genera muchas dudas y no pocos errores.

 

1. LA NORMA

Los sustantivos femeninos se combinan con la forma femenina del artículo determinado, la, pero los sustantivos femeninos que comienzan por a- o ha- tónicas se combinan con la forma masculina del artículo, el. El motivo de este fenómeno está en evitar la cacofonía (combinación inarmónica de sonidos) que se produce al repetir el sonido [a] al final de una palabra y al principio de la siguiente:

la águila → el águila

la aula → el aula

la arma → el arma

la área → el área

la hacha → el hacha

la haya → el haya

 

Este uso del artículo determinado masculino es extensivo a los determinantes un, algún y ningún, como formas apocopadas de una, alguna y ninguna. En estos casos se admite también la forma extensa, aunque se recomienda la apocopada:

– Búscame algún hacha bien afilada. ↔ Búscame alguna hacha bien afilada.

– Es un ave en peligro de extinción. ↔ Es una ave en peligro de extinción.

– No quedaba ningún aula libre. ↔ No quedaba ninguna aula libre.

 

2. EXCEPCIONES

a. Los nombres de las letras:

– La a y la alfa son las primeras letras de sus respectivos abecedarios.

– Ninguna a de la palabra abracadabra lleva tilde.

 

b. Los nombres propios de mujer:

– Esta no es la Ángela que tú conociste.

– ¿Hay alguna Ángela en la lista?

 

c. Los sustantivos que tienen una forma única para ambos géneros:

– La árabe se dirigió a nosotros con gesto resuelto.

– En la imagen una árabe y una palestina se fundían en un abrazo.

 

d. Las siglas que empiezan por a- tónica y cuya primera palabra es un sustantivo femenino:

– Durante la reunión de la AMPA se presentó el nuevo presupuesto.

– Ninguna AMPA firmó el acuerdo.

 

e. Los topónimos que incorporan el artículo como parte fija e indisociable del nombre propio:

– La reunión se celebrará en La Haya el próximo mes.

 

f. Los sustantivos referidos a seres sexuados que han comenzado a usarse en femenino recientemente:

– Fue amonestado por dirigirse a la árbitra en tono despectivo.

– Para el partido han designado a una árbitra muy experimentada.

 

3. ERRORES QUE DEBEMOS EVITAR

El principal error consiste en extender el masculino a otros elementos que deben mantener su forma femenina. Debemos mantener el femenino en los siguientes casos:

a. En el resto de los determinantes:

– Nunca digas de este agua no beberé. → Nunca digas de esta agua no beberé.

– Procura no mostrar mucho ansia al hablarle. → Procura no mostrar mucha ansia al hablarle.

– Su equipo no pisó el otro área en los primeros veinte minutos. → Su equipo no pisó la otra área en los primeros veinte minutos.

– ¿Cuánto agua dices que ha caído en una hora? → ¿Cuánta agua dices que ha caído en una hora?

 

b. En los adjetivos, tanto antepuestos como pospuestos:

– No consiguieron desenterrar el pesado ancla. → No consiguieron desenterrar la pesada ancla.

– Con su habla pausado nos convenció a todos. → Con su habla pausada nos convenció a todos.

 

c. En estos mismos sustantivos en su forma de plural:

– el hampa / los hampaslas hampas

– un águila / unos águilasunas águilas

– algún hada / algunos hadasalgunas hadas

 

d. En los artículos contractos al y del:

– Avisa a la ama de llaves. → Avisa al ama de llaves.

– ¿No notas algo raro en el sabor de la agua del grifo? → ¿No notas algo raro en el sabor del agua del grifo?

 

e. En los pronombres que sustituyen a estos sustantivos:

– Avistaron un águila y lo siguieron hasta su nido. → Avistaron un águila y la siguieron hasta su nido.

Este es el arma con el que se cometió el crimen. → Esta es el arma con la que se cometió el crimen.

 

ADEMÁS

Relación de algunos de los sustantivos más usados que se adaptan a esta norma pues todos ellos comienzan por a- o ha- tónica:

ágora, águila, ala, alga, álgebra, alma, alta (sustantivo), alza, ama, anca, ancla, ánfora, ánima, ansia, ara, arca, área, aria, arma, arpa, asa, ascua, asma, aspa, asta (sustantivo), aula, aura, ave, aya (nodriza), haba, habla, hacha, hada, hampa, haya (sustantivo), haza.

 


Viñeta creada a partir de la obra de Mónica Roig.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu dirección de correo electrónico no se publicará. Solo la utilizaremos si necesitamos responderte en relación a tu comentario.