¿Se podría vivir en un catorceavo piso?

Difícilmente, porque sería demasiado pequeño, ya que con esa expresión (la forma correcta debería ser un catorceavo de piso) nos estaríamos refiriendo a cada parte resultante de dividir un piso entre catorce (1/14). Sí sería posible vivir en un décimo cuarto o en un decimocuarto piso.

 

El error que se comete en estos casos es el de confundir números ordinales y números partitivos o fraccionarios y el motivo es que, en algunos casos, ambas formas coinciden, pero no siempre. Veamos y comparemos estas clases de numerales:


¿Se podría vivir en un catorceavo piso?  

A la vista de esta clasificación, debemos hacer las siguientes aclaraciones:

1. Las formas de los ordinales y de los partitivos correspondientes a los números entre el 3 y el 10, que aparecen sombreadas, son coincidentes (tercera, solo en el femenino). Si no queremos cometer errores, debemos tener presente que para el resto de los numerales la forma del ordinal y la del partitivo son diferentes.

– decimocuarto = 14.º / catorceavo = 1/14

 

2. Aunque es poco frecuente su uso, hay que tener en cuenta que los partitivos de los números once y doce, así como los correspondientes a las decenas, admiten, además de la forma en -avo, -ava (onceavo/va, doceavo/va, veinteavo/va, treintavo/va, cuarentavo/va…), la forma del ordinal (undécimo/ma, duodécimo/ma, vigésimo/ma, trigésimo/ma, cuadragésimo/ma…).

– Me correspondió una undécima parte de la finca. → Me correspondió una onceava parte de la finca.

 

3. Primer y tercer son las formas apocopadas de primero y tercero que se emplean cuando van antepuestas al nombre (tercer puesto → puesto tercero) y por tanto solo se aplican a sustantivos masculinos, tanto en las formas simples como en las compuestas:

– Vivo en el decimotercer piso, en la decimotercer puerta.Vivo en el decimotercer piso, en la decimotercera puerta.

– Mi piso está en el primer bloque de la tercer manzana. → Mi piso está en el primer bloque de la tercera manzana.

 

4. Para el ordinal correspondiente al número nueve existe también la forma nono, na que se usa casi exclusivamente en los nombres de los papas:

– Pío nono fue el sucesor de Gregorio XVI. → Pío IX fue el sucesor de Gregorio XVI.

 

5. Las formas de los ordinales a partir del número once son palabras compuestas que se rigen por las siguientes normas:

a) Si se escriben en una sola palabra, el primer término pierde la tilde y la concordancia de género se establece con el segundo término:

– décimo + cuarto = decimocuarto volumen

– vigésima + séptima = vigesimoséptima edición

b) Si se escriben en dos palabras, ambos elementos conservan la tilde si la tuvieran y ambos deben concordar en género con el nombre al que acompañan:

– décimo + cuarto = décimo cuarto volumen

– vigésima + séptima = vigésima séptima edición

 

ADEMÁS

Cuando encontremos dificultades para expresar un ordinal complejo (35.º, 47.º, etc.) podemos indicar ese valor de orden empleando el cardinal:

– Celebraremos la 35 edición de esta maratón. → Celebraremos la edición 35 de esta maratón.

 


Imágenes a partir de ilustraciones de Mónica Roig.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La dirección de correo electrónico solamente será utilizada para responder a tu comentario.