Las que van con sin-: ¿juntas o separadas?

La partícula sin, en su significado de privación, puede actuar como prefijo o como preposición. Como prefijo, debe formar parte de la derivada resultante, pero como preposición, se escribe separada de la palabra a la que precede. Veamos qué forma es la que debemos utilizar en cada caso.

 

Los casos más significativos de convivencia de ambas formas son los siguientes:

 

Otras expresiones iguales a estas, pero que aún no han sido recogidas en el diccionario son: sintierra, sintecho, simpapeles, simpar.

 

Una forma de diferenciarlas, como en otras ocasiones similares, será conocer bien sus significados.

a) Palabras prefijadas. Las expresiones formadas por prefijación son en su mayoría nombres que mantienen significados muy próximos a los términos de los que proceden:

sinvergüenza. Adjetivo que se usa frecuentemente como nombre y que significa ‘inmoral o descarado’.

sinsentido. ‘Cosa absurda y que no tiene explicación’.

sinrazón. ‘Acción hecha contra justicia y fuera de lo razonable o debido’.

sinsabor. ‘Desabrimiento del paladar y pesar, desazón moral, pesadumbre’.

sinnúmero. Nombre que significa ‘número incalculable de personas o cosas’.

sinhueso. Expresión coloquial que se emplea para referirse a la lengua.

sinvivir. ‘Estado de angustia que hace vivir con intranquilidad a quien lo sufre’.

sinfín. ‘Gran número de cosas o personas’.

sinsustancia. Coloquialmente, ‘persona insustancial o frívola’.

 

b) Preposición + sustantivo. Las expresiones formadas por la preposición sin más un sustantivo no necesitan explicación, pues su significado es ‘privado/a de o carente de’ más el nombre al que acompaña:

sin vergüenza. Significa ‘privado/a o carente de vergüenza’.

sin fin. Significa ‘privado/a o carente de fin’.

sin vivir. Es un caso diferente, pues se trata de un infinitivo verbal y significa ‘no habiendo vivido’.

 

UN TRUCO ÚTIL

Cuando van separadas, estas expresiones admiten la posibilidad de incluir un elemento entre ellas. Por ejemplo, un determinante que actúe sobre el nombre:

– Actuó sin vergüenza. → Actuó sin mucha vergüenza.

– Eres un sinvergüenza. →Eres un sin mucha vergüenza.

– Discutes sin razón.→ Discutes sin ninguna razón.

– Eso que haces es una sinrazón. →Eso que haces es una sin ninguna razón.

 

ADEMÁS

En las expresiones de una sola palabra, al tratarse de formas derivadas, en ocasiones se altera la ortografía de sus elementos formantes:

sinfín lleva tilde porque al sumar sus componentes el resultado es una palabra aguda acabada en -n.

simpapeles y simpar se escriben con -m- y no con -n- porque ese sonido va seguido de p.

 

Imágenes a partir de ilustraciones de Mónica Roig.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La dirección de correo electrónico solamente será utilizada para responder a tu comentario.