Juntas significan una cosa y separadas, otra diferente

Existe un grupo de expresiones que tienen diferente valor y significado según se escriban en una sola palabra o en dos, o incluso en tres. El problema está en saber cuándo corresponde una u otra forma de estas expresiones, pues al pronunciarlas no se aprecia cuántas palabras las componen.

 

Las más frecuentes son:

 

Para explicar sus valores y aprender a distinguirlas, vamos a ver cómo funcionan sus equivalencias en estos ejemplos:

– La ponente habló a cerca de (a un número aproximado de) doscientas personas acerca de (sobre, en relación a) los avances de su investigación.

Aparte de a (además de a) las profesoras, el asunto afectará a parte de (a una parte de) las alumnas.

– Lo más importante es la salud. Lo demás (lo otro, el resto), está de más (en exceso, sobrante).

– En este entorno (ambiente) se crían en torno a (aproximadamente) treinta especies de aves migratorias.

– Un halago mal entendido (mal comprendido/interpretado) puede provocar un malentendido (confusión, equívoco).

– Si trabajamos hasta mediodía, (las doce de la mañana) solo cobraremos medio día (la mitad de un día).

– Yo también (además) estaba tan bien (así de bien) en la fiesta, que no me quería ir.

– Nos costó tan poco, (así de poco) que tampoco (no) valía la pena reclamar cuando se rompió.

 

ADEMÁS

Otras expresiones que cambian su significado cuando se escriben juntas o separadas son:

 

Imágenes a partir de ilustraciones de Mónica Roig.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La dirección de correo electrónico solamente será utilizada para responder a tu comentario.