A y ha. Lo cortitas que son y la guerra que dan

El hecho de que suenen igual nos genera muchas dudas y, como son palabras que empleamos mucho, provocan muchos errores. Si sabemos distinguir la preposición a de la forma verbal ha, tendremos mucho camino avanzado para resolver el problema.

 

¿CUÁLES SON SUS VALORES?

1. a es una preposición que se emplea:

a) Para expresar relaciones de espacio y tiempo:

– Fuimos a casa de Laura.

– Habíamos quedado a las siete de la tarde.

b) Para señalar el destinatario de la acción del verbo (complemento directo o indirecto):

– Recogimos a su primo Raúl.

– Le dimos a Laura el regalo que habíamos comprado.

c) Para construir la perífrasis ir + a + infinitivo.

Íbamos a regalarle un jersey, pero lo cambiamos por una pulsera.

 
2. ha es la forma de 3.ª persona del singular del presente de indicativo del verbo haber que se emplea como verbo auxiliar en el pretérito perfecto compuesto de indicativo. Por eso siempre aparece seguida de un participio (ha llegado, ha salido, ha dicho, ha roto).
 

¿CÓMO SABER CUÁNDO DEBO USAR UNA U OTRA FORMA?

1. Cuando a es una preposición podemos reemplazarla por otras preposiciones:

– Fuimos a casa de Laura. → Fuimos para / hacia / hasta casa de Laura.

– Habíamos quedado a las siete de la tarde. → Habíamos quedado sobre las siete de la tarde.

 
2. Cuando ha es un verbo que actúa como auxiliar en las formas compuestas, tenemos dos formas de comprobarlo:

a) Observar si la palabra que sigue es un participio. Los participios regulares acaban en -ado, -ido (ha llegado, ha salido); los irregulares pueden tener otras formas (ha dicho, ha roto…).

b) Cambiar la forma singular ha por la de plural, han:

Ha llegado. → Han llegado.

Ha salido. → Han salido.

Ha roto. → Han roto.

Ha dicho. → Han dicho.

Esta última comprobación es la más rápida y útil de todas y puede recordarse con esta fórmula:

[ Si admite la n, admite la h. ]

 

ADEMÁS

Hay una tercera palabra que suena casi igual que las dos que nos ocupan. Se trata de la interjección ¡Ah!, que empleamos para expresar emociones de sorpresa, disgusto, etc. Se escribe entre signos de exclamación y no debemos confundirla con las dos anteriores.
 


Imágenes a partir de ilustraciones de Mónica Roig.

Comentarios (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

La dirección de correo electrónico solamente será utilizada para responder a tu comentario.